viernes, 18 de mayo de 2007

¿Es Sendero Luminoso un Partido Político?

¿ES SENDERO LUMINOSO UN PARTIDO POLITICO?

Luis Jiménez Borra (1)

En una lista de correos grupales de interés compuesta por jóvenes a la cual estoy suscrito, recibimos un E-mail donde se hacía alusión al informe de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación -nombre que muy originalmente hemos tomado de la comisión creada en Chile a fines del siglo pasado-. En dicha comunicación se sostenía que Sendero Luminoso era un partido político, incluso hubo otros mas entusiastas que señalaron que era el Partido Comunista del Perú -¿Qué diría el propio José Carlos Mariátegui de poder leer semejante aberración?-. Entre los argumentos que se esgrimían para defender la hipótesis que señalaba a Sendero Luminoso como un partido político tenemos:

1. “En la ciencia política y en la sociología existen diferentes tipos de partidos algunos pueden ser partidos antisistema y otros partidos prosistema, algunos pueden ser legales pero también pueden existir otros partidos que sean ilegales y dentro de este orden de ideas tanto Sendero Luminoso como el MRTA son partidos políticos ilegales y antisistema y que utilizan el terrorismo como arma política”.

2. “Sendero Luminoso es un partido que explícitamente comete crímenes y delitos, por los cuales sus militantes han sido y son juzgados. No es una simple banda delincuencial, en tanto los delincuentes comunes no tienen ideología ni son antisistema. Y el peligro de no reconocer esto es que se reduce su combate a lo policial, cuando sin desconocer este elemento, el centro del combate contra sendero es político”.

3. “La captura de Abimael Guzmán Reynoso no fue un hecho puramente militar o policial, su impacto fue sobre todo político: el Presidente Gonzalo ya no era garantía de triunfo, ergo, ya no había para los senderistas aval de victoria para su revolución”

4. “Reconocer que Sendero Luminoso y que el MRTA tenían un programa político, objetivos políticos y trabajo político; en suma que eran partidos políticos, no significa de ninguna manera legitimarlos ni tampoco concordar con sus ideas. Es simplemente un intento de ser objetivos y también procurar pensar con la cabeza y no con el hígado o el corazón”

Para empezar y consultando a la doctrina sobre el tema, incluso analizando a Max Weber(2) quien es el autor que más difícil hace la distinción de un partido con otros actores políticamente organizados como por ejemplo las facciones u otros movimientos políticos -este autor no toma en cuenta el papel electoral que justamente es lo que el sistema pediría- tenemos en claro que los partidos son "formas de socialización que descansando en un reclutamiento formalmente libre, tienen como fin proporcionar poder a sus dirigentes dentro de su asociación y otorgar por este medio a sus miembros activos determinadas probabilidades ideales o materiales".

Según Weber entonces no puede haber una vinculación adscriptiva sino VOLUNTARIA por parte de la totalidad de sus militantes -¿Cómo reclutaba Sendero a los niños? asesinando a sus padres, o simplemente secuestrándolos para la lucha popular - .

Otra cuestión a tomar en cuenta para definir a un grupo como partido político es su vocación de permanencia, es decir, que trascienda a un mero caudillismo, que el partido tenga más esperanza de vida que sus fundadores, y en el caso de Sendero o el MRTA el caudillismo es indudable; nos hace recordar más a una versión ilegal de un movimiento político con la diferencia que tiene una ideología atípica (los movimientos carecen de una ideología desarrollada, más allá de planes o propuestas).

En ese sentido nuestros mismos detractores nos dan la razón cuando afirman que al dejar de ser el Presidente Gonzalo una garantía de triunfo sucede lo mismo con Sendero Luminoso. Aquí podemos hallar un punto de quiebre y el porqué Perú Posible, UPP, Somos Perú, FIM y otros movimientos políticos no han logrado aun entrar realmente en la categoría de Partidos Políticos.

Acción Popular perdió a Fernando Belaúnde no hace mucho, en el Partido Popular Cristiano la participación de Luis Bedoya Reyes es casi nula -más allá de ser una suerte de consejero pero sin un real poder de decisión- en el APRA a pesar de la gran magnitud que tiene Víctor Raúl Haya de la Torre se logró trascender más allá de su existencia siendo incluso gobierno luego de su muerte. ¡Qué injusticia!, qué injusticia pretender que todo aquel movimiento o asociación que persiga fines políticos sea considerada un partido, hay muchas variables más y aceptadas por el UNIVERSO de autores y estudiosos del tema. Sin embargo, conocemos ya la respuesta a eso: Sendero es un partido "ANTI-SISTEMA", y ante esto... ¿Acaso según el mismo Lenin -uno de los ideólogos más importantes del comunismo-, un partido no debe aprovechar las fortalezas del sistema para luego apropiarse de él? Es decir los partidos antisistema a la larga buscan instaurar su propio sistema; leímos en uno de los E-mail anteriores que se planteaba como ejemplo al partido nazi, mencionado como un partido antisistema, ante lo cual les recordamos que ese partido llegó al poder en Alemania mediante un proceso eleccionario.

En el caso de otros partidos totalitarios, como el mismo Partido Cubano o Ruso, estos asumen esa denominación luego de un proceso revolucionario legítimo y con apoyo popular, pero antes de eso eran grupos o movimientos, (el Movimiento 26 de Julio en el caso de Fidel), en el caso Chino, este partido se encuentra regulado en la Constitución de la República.

Giovanni Sartori (3) señala que el partido no es una facción por 2 órdenes de razones:

1. El partido es una entidad que se define y es percibida como parte de un todo en el cual se encuadra, del que forma parte y al comprenderlo, lo supera; por el contrario la facción se caracteriza por ser una parte que se tiene como un todo y cuyo éxito radica en conquistar la totalidad e identificarse con ella, por ello la facción empleará normalmente medios de acción excluidos del instrumental propio de los partidos, que son una organización civil o cívica.

2. En segundo lugar porque el partido cumple funciones sociales y sirve fines asimismo sociales, a los que subordina, en tanto que la "facción está consagrada a sí misma". Por lo tanto un partido debe tener la CAPACIDAD de convocar más allá de su militancia, ofreciendo un programa de gobierno para que sea aceptado voluntariamente por la sociedad y la mejor manera de hacerlo es a través de las elecciones y con la presentación de candidatos a las mismas. Sin embargo en este segundo caso, aceptamos que la función electoral en cuanto a presentación a elecciones puede ser secundaria pero para el caso de los partidos únicos -como el Partido Comunista Chino al que se hace mención en uno de los E-mail anteriores que leímos-.

El Partido Único es un caso límite: el elector no tiene posibilidad de elegir entre alternativas políticas diferentes quizás sólo entre personas diferentes para un mismo puesto, pero todas del mismo partido, pero el caso PERUANO es totalmente distinto, por lo tanto no podemos cometer el error de querer globalizar por encima de las realidades nacionales y debemos tomar en cuenta también las variables temporales y espaciales, cada cosa en su momento y su lugar, lo que algunos llamamos ESPACIO y TIEMPO HISTORICO (4)

En materia legal, para no quedarnos en el plano doctrinario encontramos respaldo en lo señalado por las leyes de partidos en otros países , en el caso alemán por ejemplo se señala que los partidos son "asociaciones de ciudadanos que influyen duraderamente o por largo tiempo en la formación de voluntad política” (5).

La ley española señala que "la afiliación a un partido político es libre y voluntaria. Nadie puede ser obligado a constituir un partido o a integrarse o a permanecer en el mismo" (6).

Ante esto se podría afirmar que el anterior es un criterio legalista, un criterio "sistema", pero entonces ¿porqué los mismo líderes del comunismo en el país lo suscriben? Javier Diez Canseco Cisneros, uno de los referentes de la izquierda peruana presentó el proyecto de ley Nº 2112 en el cual señala que "los partidos políticos son asociaciones de personas, libre, voluntaria y democráticamente constituidas, que comparten un conjunto de principios políticos, estatuto y programa de acción comunes para participar por medios lícitos y democráticos en la actividad política de la nación y en la conformación de los, poderes políticos" (7).

Es verdad que seguimos hablando de partidos dentro de un sistema, pero esto no es ocioso, sino lo que se pretende demostrar es la importancia de los mismos, pero en cuanto a considerar siquiera como un partido antisistema a Sendero o el MRTA o a cualquier otro semejante, pues ya se dieron nuestros puntos de vista al inicio: no es visible una vocación de permanencia, no hay un asociación voluntaria de todos sus integrantes y esto no es un requisito legal sino conceptual, además si comparamos con otros grupos armados como el grupo separatista ETA, ellos sí cuentan con el Herri Batazuna que es su brazo político.

Otra razón para desestimar lo señalado por aquellos que consideran a los grupos terroristas como partidos políticos es su telos: ¿Es la violencia un medio o un fin? ¿Acaso no se desnaturalizan los objetivos políticos cuando diariamente se mata gente inocente mediante bombas, coches bomba o asesinatos selectivos, o secuestros?. ¿Se puede continuar diciendo entonces que el centro de la lucha contra este accionar es político? ¿Se puede decir que el terrorismo es un "arma política" mas aún cuando la violencia se convierte ya en un objetivo, cuando el fin es matar? Tenemos que señalar nuestro más profundo rechazo a tal conclusión.

No pretendemos ser dueños de la verdad absoluta –si es que acaso la hay- , pero insistimos en que no es posible considerar a Sendero o al MRTA siquiera como partidos antisistema por todo lo antes expuesto, sí por el contrario podríamos ubicarlos en la categoría de facciones señalada por Sartori o en la de agrupaciones clandestinas que puedan transformarse en partidos(8), que puede entenderse como un paso previo a la constitución de un partido político siempre y cuando su accionar no lo contradiga.

1 Vicepresidente de la Internacional Socialista para la Educación. Vicepresidente y Coordinador Americano de la Unión Internacional de Juventudes Socialistas (IUSY).

2 Weber Max. Citado por Ramón Cotarelo en “Los Partidos Políticos” p. 265.

3 Sartori Giovanni. “Partidos y sistemas de partidos: Marco para un análisis” p. 19.

4 Teoría desarrollada por Haya de La Torre, Víctor Raúl en su obra. “Espacio Tiempo Histórico”.

5 Artículo segundo inciso primero de la Ley Sobre Partidos Políticos Alemana.

6 Artículo primero inciso segundo de la Ley Orgánica de Partidos Políticos Española.

7 Artículo primero del proyecto de Ley del mencionado congresista.

8 Término señalado por Maurice Duverger al referirse a esta posibilidad de mutación de una sociedad secreta. “Los Partidos Políticos” p. 25.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente artículo!

Victor dijo...

Hay mas cosas sobre Sendero Luminoso, de lo que no se habla mucho, enterense en este articulo:

http://www.connuestroperu.com/index.php?option=com_content&task=view&id=2051&Itemid=31

Bibliografia Recomendada en Partidos Políticos

  • Almond G.A. y Powell G. B. “Política Comparada”
  • Andrade Sánchez, Eduardo. “Introducción a la Ciencia Política”
  • Bartolini, Cotta, Morlino, Panebianco, Pasquino . “Manual de ciencia Política”
  • Bernales Ballesteros, Enrique y otros. “Parlamento y ciudadanía. Problemas y alternativas”
  • Bernales Ballesteros, Enrique. “Partidos Políticos y Democracia en el Perú.”En Socialismo y Participación N°73
  • Biscaretti di Ruffia Ballesteros, Paolo. “Derecho Constitucional”
  • Cotarelo, Ramón. “Los Partidos Políticos”
  • Duverger, Maurice. “Los Partidos Políticos”
  • Eguiguren Praeli, Francisco José. “Consideraciones para una propuesta de ley de partidos políticos”
  • Ferrero Raúl, “Ciencia Política. Teoría del Estado y Derecho Constitucional”.
  • Flores Giménez, Fernando. “La democracia interna en los Partidos Políticos”
  • García-Pelayo, Manuel.“El Estado de Partidos”
  • Haya de la Torre, Víctor Raúl. “Obras Completas”
  • Lenk Kurt y Neumann Franz. “Teoría y sociología críticas de los partidos políticos”
  • López Mario Justo. “Partidos políticos. Teoría General y Régimen legal”
  • Martínez Sospedra, Manuel. “Introducción a los Partidos Políticos”
  • Mella Márquez, Manuel. “Curso de Partidos Políticos”
  • Mena Keymer, Carlos Eduardo. “Rediseño de partidos políticos en América Latina”
  • Mosca, Gaetano. “La clase Política”
  • Navarro Méndez, José Ignacio. “Partidos Políticos y Democracia Interna”
  • Nohlen, Dieter, Sonia Picardo, Daniel Zovatto. “Tratado de derecho electoral comparado de América Latina”
  • Nohlen, Dieter. “Elecciones y sistemas de Partidos en América Latina”
  • Nohlen, Dieter. “Sistemas electorales y Partidos Políticos”
  • Pastor, Manuel y otros. “Fundamentos de Ciencia Política”
  • Rojas Samanez, Álvaro. “Partidos Políticos en el Perú. Desde 1872 a nuestros días”
  • Rubio Correa, Marcial. “Ley de Partidos políticos. Las reglas que nadie quiso aprobar”
  • Sartori, Giovanni. “Partidos y sistemas de partidos: Marco para un análisis”.
  • Tezanos, José Félix. “Sociología de los partidos políticos”
  • Tuesta Soldevilla, Fernando. “Sistema de Partidos Políticos en el Perú. 1978-1995.”
  • Von Beyme, Klaus. “La clase política en el Estado de partidos”
  • Zovatto, Daniel. “Dinero y Política en América Latina: Una visión comparada”