martes, 3 de noviembre de 2015

¡CONTIGO NI A LA ESQUINA!



Esta frase suena mucho en la previa a un proceso electoral. Escenario quizás comparable con la pretemporada de un campeonato de fútbol. Rumores y chismes van de lado a lado. Sumas y restas. Aceptaciones y Rechazos. Dentro de ese marco, en los últimos días se ha venido especulando sobre la posibilidad de una alianza entre el Partido Aprista Peruano (PAP) y el Partido Popular Cristiano (PPC). Algunos ven esta posibilidad como una mala idea http://larepublica.pe/impresa/opinion/715326-alianza-sin-progreso otros por su parte, consideran que sería un hecho positivo http://peru21.pe/opinion/juan-jose-garrido-positiva-alianza-2231199. Es interesante ver las opiniones desde el balcón, sin embargo prefiero apoyar mi opinión en hechos concretos.

Empecemos evaluando la historia. El primer gran acercamiento entre ambas agrupaciones, se produce cuando en la Asamblea Constituyente que diseñó la Constitución de 1979, Luis Bedoya Reyes decide respaldar a Víctor Raúl Haya de la Torre, a pesar del ofrecimiento del comunismo de apoyarlo para que asuma la presidencia de la mencionada asamblea (este comentario para recordar que el comunismo en el Perú no se hace problemas en aliarse con el PPC, lo mismo ocurrió en el proceso de la reciente revocatoria a la ex alcaldesa Villarán).

El gesto de Bedoya con Haya en la constituyente permitió la consecución de la mejor constitución que ha tenido el Perú. No solo por su contenido, sino también por el alto consenso logrado en ella. Fue una pieza de concertación y madurez política que reflejó muy bien su momento histórico y que debe reivindicarse por su gran aporte al país.

El APRA y el PPC son partidos políticos que al igual que Acción Popular (AP), luchan contra el desprestigio de la clase política peruana. Ante todo, son sinceros, aceptan su realidad y su propia naturaleza. Ello a diferencia de agrupaciones que plantean ser “lo nuevo” pero que a la larga resultan ser algo peor. Sin ideología que los articule, sin estructura organizativa, sin democracia interna, sin transparencia en el manejo de recursos, son solamente franquicias que subastan candidaturas al mejor postor, ya sea por su dinero o por sus votos.

Esta situación es muy peligrosa y debe corregirse. De eso se trata el construir Estado. Con partidos políticos que contribuyan a la institucionalidad, que con sus defectos pero con su vocación de permanencia en la historia, se esfuercen por contribuir al diseño de un plan para el país, que vaya por encima de las coyunturas del momento.

Veamos dos ejemplos que vienen al caso. En Chile, hace varias décadas se ha constituido la concertación, que agrupa a los partidos socialistas, socialdemócratas y democristianos. Es a partir de este espacio que se ha construido un modelo a largo plazo que ha venido dándole importantes resultados. Chile es lo que es en la región por su madurez política la misma que devino en políticas públicas bien trabajadas. Los rivales de ayer entendieron que su país necesitaba un cambio para sostener la democracia y la institucionalidad.

En Alemania, Desde el 2013 se formó un gobierno de coalición, entre la Unión Cristianodemócrata (UCD) y el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD). También existen muchos críticos a este acuerdo, pero mirando los resultados tanto para los partidos como para el país, no parece haber sido un error.


El APRA y el PPC, lejanos en algún momento hoy se miran de reojo. Personalmente veo complicada la conformación de una alianza en primera vuelta, por la coyuntura interna y por la proximidad de las elecciones. Sin embargo, qué bien le haría al país, que sus partidos más importantes puedan ponerse de acuerdo para brindar al Perú la oportunidad de salir del estancamiento en el que se encuentra producto del gobierno de los Humala. Nuestra historia lo demuestra y la de otras experiencias también. 

martes, 28 de julio de 2015

CRÓNICA DE UN SUFRIMIENTO... FELIZ 28





Luego de más de una hora de discurso de Humala. Siento que no solo se han perdido 4 años para el país, sino que sobretodo la gran oportunidad de continuar con un alto nivel de crecimiento que era ejemplo en la región. 

Inició hablando de los programas sociales con un complejo de Adán, cuando sabemos que básicamente su gobierno se ha dedicado a cambiar de nombre a programas ya existentes pero manejándolos deficientemente. Por eso no se ha logrado reducir ni la cuarta parte de la pobreza que se redujo en el gobierno anterior.

Se refirió a la educación, pero lo primero que se me viene a la mente es como destruyó la Ley de la Carrera Magisterial que hubiese elevado el nivel educativo para nuestros niños y jóvenes. La misma mezquindad que en materia de salud se aprecia con el Hospital del Niño, postergado por el único hecho de haberse construido durante el gobierno anterior.

Habló del Metro de Lima, señalando que "dejaba encaminadas" las 6 líneas. Ofende a la inteligencia de los peruanos. Es público que estas estaban encaminadas desde el 2011, y que fue una obra diseñada por el Presidente García y postergada por muchos años por la mezquindad de Fujimori y Toledo.

Tuvo además el cuajo de hablar del gas. Cuando en su campaña ofreció bajar el balón de gas a 12 soles y nunca lo hizo. No sé si eso fue tan pintoresco como cuando señaló entre los éxitos deportivos, la participación en la olimpiada de matemáticas. Querer hacer suyos los triunfos recientes de nuestros deportistas cuando no existe una política que los apoye eficientemente (tal como ellos mismos lo han afirmado), y ni siquiera empiezan los trabajos para albergar los Juegos Panamericanos del 2019 es realmente carecer de vergüenza.

En política exterior exhibió el Fallo de la Haya, La Alianza del Pacífico, los gabinetes binacionales con Ecuador, todas gestiones realizadas hace 5 años. Su mayor logro señaló es "que no nos pidan la Visa Schengen" cuando ello se debe a un crecimiento sostenido de nuestro país que él no inició, sino que desaceleró en su gobierno.

Que no se engañe por los aplausos de su portátil. Su gobierno será recordado en la historia por el de "La oportunidad perdida". Para ser coherente con ello, hoy perdió su última oportunidad de comunicar algo positivo.

lunes, 12 de enero de 2015

CIRCOS EN VERANO




El 2015 empezó diferente. Al parecer el gobierno actual esta vez sí se encuentra muy preocupado por el bienestar ciudadano. Al no haber logrado atraer inversiones, desarrollo y crecimiento, ha optado por presentar una variada oferta de circos a la población. Cada uno de ellos tiene sus particulares atractivos, pero todos tienen el mismo origen. El primer circo de lejos es el “Urrestuitero”. Montaje encabezado por un cachaco con poses de dictador. Busca distraer a la población a través de un lenguaje vulgar e intolerante. Insulta y ataca a los que cuestionan su performance y critican que no cumpla con sus reales funciones. Este cirquero busca el aplauso de las graderías a cualquier precio, aunque ello origine una baja calidad de la puesta en escena.

El segundo gran circo es “Cajero buscando asilo”. Este nos presenta a un showman más preparado que el anterior aunque con menos éxito en las taquillas. La gente ya no simpatiza con su libreto. Por ello, se encuentra tentando suerte en el extranjero, su argumento es que hay un complot contra su producto y que está siendo desprestigiado solamente porque a él le gusta invertir en otros negocios. Alguna vez tuvo mucho poder, pero como ha caído en desgracia sus amigos poderosos lo protegen “desde lejitos nomás”. 

El tercer circo es el terror de niños y jóvenes,  el “Circo Pulpin” no ha logrado tener éxito dentro de la ciudadanía. Cobra muy alto la entrada y la gente se siente estafada por lo que recibe a cambio. Por el contrario, masivamente miles de peruanos han salido a pedir que se cierre y para siempre. Muchos inversionistas están intentando un “plan de rescate” incluso con respaldo del sector público, pero parece que ya su suerte está echada. Tendrá que ser clausurado, así les duela el bolsillo a sus promotores.

Existen otros que quieren llegar a circo, pero se han quedado en cómicos ambulantes. Uno de los más insistentes es el “Caterrisas”. Este comediante ha intentado por todos los medios conseguir el respaldo para consolidar su propuesta. Lamentablemente para él ni su amistad con escritores famosos le ha servido ésta vez. Incluso imita al cirquero líder, pero sin éxito alguno. Eso sí, se le reconoce su constante empeño por llamar la atención.

Este es el menú para los peruanos en estas vacaciones de verano. Nos encontramos en un año que será muy importante por su innegable influencia en lo que serán las elecciones el próximo año. Es notable el esfuerzo de distraer y hacernos olvidar de las grandes oportunidades que estamos perdiendo por culpa de la corrupción. Es también inocultable que continuamos descendiendo en los niveles de crecimiento y desarrollo. Aparentemente también se encuentra en descenso el nivel de debate político. Pero en el circo, eso importa poco.


miércoles, 30 de mayo de 2012

Si tú quisieras, RENIEC.



Las instituciones tutelares del ejercicio libre de los derechos ciudadanos no deben estar contaminadas con la política. Esto a raíz del debate sobre el papel del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC) en el proceso para revocar a la alcaldesa de Lima.

Existen dos aristas del problema. Por un lado determinar si un político comprobado (no es imprescindible afiliarse a un partido para serlo) puede ser funcionario de un organismo electoral. Es decir, analizar si es válido que un político tome decisiones desde ahí  que afecten a todas las instituciones políticas. En el caso del señor Carlomagno Salcedo, cuestionado subgerente de actividades electorales, se trata de un agente político. Busca generar opinión, asesora candidatos y difunde posiciones políticas en su blog a lo largo del tiempo. Esto no es apropiado, el gestor electoral debe mantenerse aséptico de posiciones ideológicas que determinen su accionar.

Por otro lado, debe definirse si el proceso fue transparente. Son públicas las dudas de Salcedo sobre la capacidad del RENIEC para el proceso. Lo verificado entre el 2008 y 2009 en todo el país, es menos de lo que había que verificar por Lima este año. Es grave que el propio funcionario admita la posibilidad que a la fecha límite (25 de mayo) no hayan culminado su labor. Entonces ¿Por qué no aplicar la técnica del “muestreo” para este proceso? ¿A qué se debe tanta rigurosidad? Lamentablemente el poco tino de ventilar sus preferencias ideológicas admite dudas sobre su neutralidad. Si el método de revisión aleatoria no es confiable, ¿Por qué entonces la norma permite esta excepción?  ¿Por qué sí se aplica en Santa Eulalia, donde se requieren solo 1,850 firmas para revocar? 

Adicionalmente, sorprende que para la comprobación semiautomática de las firmas RENIEC utilice la técnica del cotejo, vale decir “al ojo”. ¿No hubiese sido mejor que antes de lanzar el DNI electrónico, se implemente un padrón biométrico (En Bolivia lo tienen, muy oneroso no es) y con ello considerar la posibilidad de que la expresión de un ciudadano se materialice a través de su huella dactilar verificable tecnológicamente y ya no de la firma manual? Hoy existen herramientas, software como los AFIS (Automated Fingerprint Identification System) que permiten la captura, consulta y comparación automática de huellas digitales (como la del logotipo de la institución), deshumanizando el proceso y permitiendo un match más ágil y preciso.


Esta experiencia, nos deja algunas lecciones aprendidas: en primer lugar, si vas a especializarte en gestión de organismos electorales como la ONPE o RENIEC abstente de ventilar tus ideas políticas y tus animadversiones personales en un blog. Segundo, si no lo haces, ten en cuenta que serás celosamente vigilado y evita mostrar un sesgo político en tus decisiones, peor aun diferenciar entre situaciones similares con rigurosidad selectiva. Finalmente, ten en cuenta que existen muchos mecanismos que nos brinda el avance tecnológico que te ayudarían a construir un modelo de gestión confiable, transparente y moderno, claro todo esto si tú quisieras. 

viernes, 17 de febrero de 2012

¿Qué le falta a nuestra democracia?



“La democracia es el peor sistema de gobierno diseñado por el hombre. Con excepción de todos los demás”.

Sir Winston Churchill (1874-1965)




A menudo nos formulamos esta pregunta y lamentablemente más que una interrogante esta frase se convierte en una afirmación lapidaria que entre líneas nos dice: "todavía existe una agenda pendiente en el camino a un Estado de derecho propiamente dicho, donde todos seamos iguales ante la ley".

La respuesta a este planteamiento se obtiene luego del análisis de un conjunto de elementos comprendidos entre acciones concretas a realizar, el reconocimiento de la existencia de cosmovisiones diferentes, la necesidad de generar importantes cambios de conducta, la modificación o correcta aplicación de marcos legales, entre otros aspectos. Pero a mi modesto entender no existe solución posible que no involucre consigo la participación popular y el pleno ejercicio de los derechos ciudadanos.

Por lo general, se cuestiona al sistema político, esto es comprensible e incluso puede ser justificado; con mayor razón cuando la democracia moderna ha mostrado su fragilidad a lo largo del tiempo. Desde la aparición del sufragio universal en la segunda mitad del siglo XIX hasta hoy, en pleno siglo XXI, los demócratas continuamos enfrentando modelos dictatoriales ya sean autoritarios o totalitarios pero que de ningún modo pueden ser superiores al pleno ejercicio de la libertad por más "eficiencia" que nos pretendan ofrecer.

El Estado democrático actual se sostiene sobre principios que datan desde la Ilustración, tales como el de separación de poderes, del respeto a las libertades individuales, o de pesos y contrapesos; sin embargo, en todos los años transcurridos desde entonces a la fecha el ser humano no ha logrado idear otro modelo superior al impulsado por estos planteamientos, lo cual nos obliga a buscar el fortalecimiento de la democracia y dotarla de herramientas que le permitan un mejor funcionamiento hacia la sociedad.

Dentro de ello, regresamos al importante papel de la ciudadanía, pongamos un ejemplo: los partidos políticos son tan o mas criticados que la misma democracia, pero ¿de quién depende su mejoría? ¿No son instituciones que se componen de ciudadanos? ¿No son acaso los partidos quienes finalmente nos gobiernan y deciden los destinos de la población? Hoy se crean "partidos" o se cambia camisetas dentro de ellos como si fuese parte del día a día. Cuando esa gran mayoría ciudadana se vincule más a la política ya sea como elector -donde el voto sea voluntario-, simpatizante, afiliado o activista de un movimiento político habrá empezado el cambio en la clase política, por ende en nuestros gobernantes y como resultado tendremos democracias mas representativas y sostenibles en el tiempo.

Un colega abogado me dijo recientemente que a él no le interesaba la política, inmediatamente lo refute recordándole que las leyes las dan los políticos y no los juristas, y peor aun en su caso este amigo estaba obligado a conocer y utilizar esas normas para ganarse la vida. Ello puede ampliarse a todos los ciudadanos, bien decía el actor franco-italiano Yves Montand:”Aunque no te ocupes de la política, ella se ocupará de ti”. Esta claro que no hay lugar al reclamo si las cosas no caminan como queremos. La democracia es un modelo idealmente bueno pero que en la práctica se ve distorsionado por varios de sus “agentes”. Los que dirigen el sistema democrático son mucho menos que los que no lo dirigen, y esto es por la delegación que hacemos todos cuando ejercemos el derecho de sufragio. Sin embargo con ello no se agotan nuestras posibilidades de actuar, el ejercicio de la ciudadanía plena, nos exige tomar posición y defenderla por nosotros y por los que vendrán luego, solo así estaremos contribuyendo a resolver la pregunta con la que iniciamos esta reflexión y por ende aportar en la construcción ya no de un sistema político determinado, sino principalmente de un mundo mejor para nuestros hijos y para los nietos que ellos nos den. Bien decía mi viejo que en paz descanse: “para limpiar hay que ensuciarse las manos”.

Entonces ¿qué le falta a nuestra democracia? Muy sencillo…le faltas TÚ.

lunes, 25 de abril de 2011

EL VOTO ES UNA RESPONSABILIDAD

El votar en blanco o viciar el voto es un acto totalmente legitimo, empezamos por eso. Nadie pretende negar el derecho que todos tenemos a ejercer el sufragio de esa forma. Sin embargo nuestro pais se enfrenta hoy a una coyuntura bastante compleja. Casi la mitad de los peruanos no ha votado por ninguno de los candidatos que ahora se encuentran en la segunda vuelta y de la otra mitad que queda podemos percibir que existe una gran polarizacion donde los seguidores de uno u otro candidato practicamente satanizan al rival, en muchos casos con argumentos validos y con los cuales muchos podemos coincidir pero que lamentablemente dominan la contienda por sobre las propuestas.

Por quien votar? Aqui no se pretende orientar hacia una decision puntual al respecto, pero si nos interesa que asumas una responsabilidad, que elijas entre las opciones que la mayoria de la poblacion peruana nos ha dejado, caso contrario estariamos renunciando a definir el futuro de nuestro pais, dejandolo en manos de terceras personas. El insistir con esto tiene como medida mejorar la calidad de nuestro voto, que analicemos seriamente los planes de gobierno y propuestas, asi como la vida de los dos candidatos a la presidencia, entre el Sr Humala y la Sra Fujimori se encuentra el futuro del pais por los proximos 5 años y el no examinar ambas posiblidades y abandonar nuestra capacidad de influencia en el resultado viciando o blanqueando el voto es valgan verdades una evasion de la responsabilidad que como ciudadanos tenemos de buscar lo mejor para nuestro pais en estos momentos donde se definira no solo el futuro inmediato sino mucho mas alla de eso.

Si el voto en el Peru fuese voluntario, hoy estaria tratando de convencerlos de ir a votar, pero siendo obligatorio lo que nos toca a los politicos es asumir nuestra responsabilidad y recomendar a los peruanos de buena voluntad a decidir, nos guste o no, por alguna de las dos opciones presidenciales, nosotros mismos nos hemos conducido a esta situacion y ahora es a nosotros mismos, a todos los votantes de la primera vuelta, a los que nos toca darle la mejor salida posible a nuestro Peru.

Que Dios nos ilumine!

Bibliografia Recomendada en Partidos Políticos

  • Almond G.A. y Powell G. B. “Política Comparada”
  • Andrade Sánchez, Eduardo. “Introducción a la Ciencia Política”
  • Bartolini, Cotta, Morlino, Panebianco, Pasquino . “Manual de ciencia Política”
  • Bernales Ballesteros, Enrique y otros. “Parlamento y ciudadanía. Problemas y alternativas”
  • Bernales Ballesteros, Enrique. “Partidos Políticos y Democracia en el Perú.”En Socialismo y Participación N°73
  • Biscaretti di Ruffia Ballesteros, Paolo. “Derecho Constitucional”
  • Cotarelo, Ramón. “Los Partidos Políticos”
  • Duverger, Maurice. “Los Partidos Políticos”
  • Eguiguren Praeli, Francisco José. “Consideraciones para una propuesta de ley de partidos políticos”
  • Ferrero Raúl, “Ciencia Política. Teoría del Estado y Derecho Constitucional”.
  • Flores Giménez, Fernando. “La democracia interna en los Partidos Políticos”
  • García-Pelayo, Manuel.“El Estado de Partidos”
  • Haya de la Torre, Víctor Raúl. “Obras Completas”
  • Lenk Kurt y Neumann Franz. “Teoría y sociología críticas de los partidos políticos”
  • López Mario Justo. “Partidos políticos. Teoría General y Régimen legal”
  • Martínez Sospedra, Manuel. “Introducción a los Partidos Políticos”
  • Mella Márquez, Manuel. “Curso de Partidos Políticos”
  • Mena Keymer, Carlos Eduardo. “Rediseño de partidos políticos en América Latina”
  • Mosca, Gaetano. “La clase Política”
  • Navarro Méndez, José Ignacio. “Partidos Políticos y Democracia Interna”
  • Nohlen, Dieter, Sonia Picardo, Daniel Zovatto. “Tratado de derecho electoral comparado de América Latina”
  • Nohlen, Dieter. “Elecciones y sistemas de Partidos en América Latina”
  • Nohlen, Dieter. “Sistemas electorales y Partidos Políticos”
  • Pastor, Manuel y otros. “Fundamentos de Ciencia Política”
  • Rojas Samanez, Álvaro. “Partidos Políticos en el Perú. Desde 1872 a nuestros días”
  • Rubio Correa, Marcial. “Ley de Partidos políticos. Las reglas que nadie quiso aprobar”
  • Sartori, Giovanni. “Partidos y sistemas de partidos: Marco para un análisis”.
  • Tezanos, José Félix. “Sociología de los partidos políticos”
  • Tuesta Soldevilla, Fernando. “Sistema de Partidos Políticos en el Perú. 1978-1995.”
  • Von Beyme, Klaus. “La clase política en el Estado de partidos”
  • Zovatto, Daniel. “Dinero y Política en América Latina: Una visión comparada”